Dos factores determinantes para el desarrollo de cáncer de mama

Primera de dos partes

México, D. F., 7 de noviembre (Salud Mundo de Hoy).- Tanto escuchamos sobre cáncer de mama que la mayoría de las mujeres ya vivimos con cierta ansiedad  con sólo pensar en una posible predisposición a la enfermedad. Y es que la verdad el simple hecho de ser féminas nos pone en riesgo de poder desarrollarla, cada vez son más los casos de mujeres jóvenes diagnosticadas con este tipo de cáncer y algunas ni siquiera han tenido antecedentes familiares con la patología. Sin embargo, angustiarnos y preocuparnos en nada frenan su desarrollo, el primer paso para luchar contra esta despiadada enfermedad es informándonos y actuando, el miedo a sentir una anomalía en nuestras mamas y la negligencia es lo que realmente  puede llevarnos a la muerte.

El Doctor Juan Alejandro Silva, Jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital de Oncología del Centro Médico Nacional Siglo XXI del IMSS, habló para Mundo de Hoy sobre las precauciones que debe tomar la mujer para prevenir el cáncer de mama, sobre los factores a los que están asociados los tumores mamarios, sobre lo que se debe hacer en caso de una anomalía, así como de la esperanza de vida que tienen hoy miles de mujeres gracias a los tratamientos de última generación. 

El cáncer de mama es un proceso tumoral de la glándula mamaria, que generalmente se manifiesta con la presencia de un nódulo firme o una pequeña protuberancia que puede detectarse al tacto. No es doloroso al principio, puede moverse o estar adherido a la piel, pero a medida que avanza ocasiona retracción de la piel o el pezón, ulceración, dolor o enrojecimiento. Existen varios factores que juegan un papel fundamental en el desarrollo de la enfermedad y que toda mujer debe saber.

“Es muy importante mencionar cuál es la población que tiene más riesgo de desarrollar un tumor de la mama. Nosotros dividimos en dos a las damas, sobre todos a las jóvenes (antes de los 35, premenopáusicas) y que son aquellas que tienen más riesgo, y las que tienen menos riesgo de desarrollar un tumor de la mama. Ambas los pueden producir, pero hay factores predisponentes. ¿Cuáles son estos factores que se conocen como más importantes? Hay múltiples, pero dentro de los más importantes y reconocidos estadísticamente están el tener o haber tenido un familiar directo (mamá, abuela, tía materna, hermana, prima-hermana)  que haya padecido cáncer de la mama, no otro tipo de cáncer. El segundo factor, y que viene también en aumento en nuestra sociedad, es el no tener hijos o el tener el primer hijo después de los 30 años. Actualmente mucha gente decide casarse tardíamente y tener hijo a los 35 aproximadamente. Estos son los dos factores más reconocidos, se sabe que quien tiene alguno de ellos posee cinco veces más posibilidad de desarrollar un cáncer de mama que quien no lo tiene”, advirtió el oncólogo.

Existen, sin duda, otros factores bien conocidos que están relacionados con el cáncer de seno, como por ejemplo el inicio temprano de la menstruación (antes de los 12 años), llevar una dieta rica en grasas, el consumo excesivo de grasas de animales y carnes, el aumento de consumo de alcohol, el llevar una vida sedentaria, el no haber amamantado a los hijos, etc.

“Sabemos que en la raza judía hay un factor genético determinado actualmente que se llama BCRA que son un gen, 1 y  2, los cuales predisponen a tener un tumor del ovario o de la mama. No es un estudio que se haga todavía de orden general, pero podría ser que en esas familias en las que prolifera el cáncer de mama ese gen esté activo. Existen otros factores de menor importancia, son factores menores pero que también pueden contribuir; no obstante, los más importantes son tener familiares directos o no tener hijos antes de los 30 años o el no haber tenido hijos”, reiteró el doctor Silva.

Estos dos factores son los que toman en cuenta actualmente para recomendar un sistema de detección oportuna de acuerdo a las necesidades de cada mujer, pues mientras más pequeño es un tumor más posibilidades de curación tiene y el tratamiento a seguir es será menos agresivo, sobre todo el tratamiento quirúrgico.

“Los oncólogos recomendamos de inicio, para detectar a tiempo un cáncer de mama, la realización de una mastografía que es una radiografía de la mama. Antes se le tenía mucho miedo porque se pensaba que tal vez la radiación aumentaba por sí misma la posibilidad de que se desarrollase un tumor, pero la verdad es que la cantidad de radiación que recibe una mujer con los aparatos actuales es mínima, de tal manera que ese riesgo de que se vaya a desarrollar un cáncer en la mama, no existe, es mínimo.
La otra forma es a través de la palpación, pero ¿cuál es la diferencia entre ellas? Cuando se hace una mastografía se puede encontrar un tumor que todavía no se puede tocar, es decir, en una etapa inicial mínima. Cuando ya es tangible al tacto, es decir,  cuando ya la mujer se lo puede detectar a través de la palpación,  quiere decir que tiene por lo menos un centímetro y ya es un cáncer un poco más avanzado que aquel que lo detectamos en la radiografía, por esa razón los oncólogos recomendamos ampliamente el uso de la mastografía”, explicó el experto.

Pero, ¿cuándo, cómo y dónde hacerse una mastografía? El doctor Silva aconsejó que las mujeres que tienen alguno de los factores de riesgo mencionados anteriormente deben realizarse su primer mastografía a los 30 años y que después hacerse una cada dos años, y que a partir de los 40 se haga una cada año por el resto de su vida. Mientras que para féminas que no tienen el factor de riesgo recomienda que la primer mastografía se haga a los 35 años  y después cada 2 años hasta los 45, a partir de estos, cada año.

“Nosotros lo recomendamos porque hay datos estadísticos que hacen pensar que en nuestra población el cáncer de mama empieza a ser más frecuente desde edades más tempranas, como desde los 28 ó 30 años, por esa razón recomendamos empezar antes de lo que se recomienda Estados Unidos, por ejemplo. Esa es la mejor forma de detectar un tumor pequeño, ahora, independientemente de hacerse la mastografía, una mujer debe hacerse una autoexploración mensual (http://www.lasalud.com.mx/index.php?id=263). Lo importante es saber qué hacer cuando aparece una bolita, inmediatamente debe ser vista por un médico, el ginecólogo o de preferencia el oncólogo debe de valorar”.

“Actualmente es tan importante el problema de cáncer de mama que se considera un problema de salud nacional, en muchos países, y es muy probable que México también esté dentro de ellos, una de cada 8 mujeres va a desarrollar cáncer de mama en el lapso de su vida. El 12 por ciento de la población, eso es altísimo. Si tomamos en cuenta que el 60 por ciento de la población tiene menos de 30 años y cada vez hay más gente que tiene hijos tardíamente, lo que va a pesar en los siguientes 10 ó 15 años es un aumento importante en la presencia de este tumor. El IMSS tiene actualmente 210 mastógrafos que se instalaron recientemente en la varios estados de la república para enfrentar este reto, obviamente hacen falta más,  pero la institución respondió y está analizando este problema. Cuando no se cuenta con un  seguro médico se puede recurrir instituciones gubernamentales como el FUCAM que brinda apoyo a aquellos que tiene otra forma de atención. Hoy en día existen muchos organismos gubernamentales y no gubernamentales que están dando ayuda a mujeres que no saben en dónde hacerse una mastografía y a las de escasos recursos económicos”, señaló el oncólogo.

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Gobierno federal invierte más de 2 mil mdp para contar con los especialistas que se requieren

En 2020, el gobierno de México incrementa 100 por ciento el número de plazas para …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *