Relaciones sexuales prematuras pueden tener implicaciones

Más allá de preceptos morales o de las consecuencias para los proyectos de vida, el inicio de las relaciones sexuales, que ahora se registra antes de los 15 años de edad, puede afectar desde el punto de vista clínico a los jóvenes. Y es que basta saber que más del 80 por ciento de ellos no usan métodos anticonceptivos ni protección alguna en su primer encuentro sexual, como lo revela la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID), 2009.

“Los jóvenes deben saber que los más conveniente, desde el punto de vista clínico es que rebasen la etapa de la pubertad antes de iniciar la vida sexual, porque antes de esta etapa los órganos genitales no han adquirido la madurez adecuada y en algunos casos es un factor de riesgo científicamente comprobado”, aseguró la Dra. Elizabeth Pérez, colposcopista adscrita a RedCrea, Medicina Reproductiva.

Un ejemplo claro es que en el caso de la mujer, el cuello de la matriz es una estructura que se encuentra en la parte inferior, una parte da hacia la vagina y otra hacia el interior de la pelvis, tiene una estructura cilíndrica con un diámetro promedio de 2 a 4 centímetros y una longitud similar. Entre ambos conductos hay una porción llamada endocérvix, que cuando una niña nace está expuesto hacia la vagina y que en función del desarrollo sexual, el endocérvix se introduce hacia la pelvis.

Cuando aún no se ha completado esta etapa del desarrollo y se tienen relaciones sexuales hay mayor riesgo de contraer enfermedades por contacto sexual como el Virus de Papiloma Humano, porque éste infecta las células del tejido expuesto y esta alteración puede convertir el tejido en un tumor como resultado de la acción de defensa de células de reserva que se denominan “totipotenciales” que tienen la capacidad de transformarse en otro tejido.

Las características anatómicas de estas células también las hacen más susceptibles a cualquier infección bacteriana, parasitaria de cualquier índole. Ésta es una de las razones por las que iniciar la práctica sexual de manera prematura implica riesgos.

Por otro lado se debe enseñar a las adolescentes a explorar sus senos, el cáncer de mama se ha incrementado por diversos factores: estamos más expuestos a radiaciones, hay mayor ingesta de hormonales derivado del cambio en el tipo de alimentación. A la par, existen más recursos para detectar el cáncer en etapas tempranas, pero cualquier mujer debe aprender a explorar sus senos, órgano fácil y accesible de explorar que no requiere recursos especiales para una primera aproximación.

Infecciones y enfermedades de transmisión sexual

 

Hoy detectamos que la edad de inicio de las relaciones sexuales es cada vez menor, hay adolescentes de 13 años que ya la iniciaron, por lo que los jóvenes están muy expuestos a contraer enfermedades de transmisión sexual.

Es curioso que con el descubrimiento de la penicilina (1928), se pensó que la sífilis se podría erradicar, pero vemos que en nuestros días es una de las enfermedades venéreas más frecuentes, porque las personas carecen de información y conciencia preventiva, vivimos en la cultura del “a mí no me va a pasar” y pese a que hay campañas en las que se difunde información e incluso se distribuyen preservativos de manera gratuita existen el temor, la vergüenza y el descuido, lo que genera no sólo la prevalencia, sino el incremento de este tipo de padecimientos.

Enfermedades venéreas e infertilidad

“Si bien es cierto que la infertilidad tiene diferentes causas, es importante tener en cuenta que  las enfermedades venéreas pueden derivar en procesos degenerativos. Una infección primaria generalmente presenta síntomas: en el varón dolor inguinal, crecimiento de ganglios, salida de pus a través de la uretra, dolor abdominal, dolor al orinar o al eyacular, mientras que en la mujer se puede presentar ardor, comezón, sangrados abundantes o modificación en la menstruación, dolor o sangrado durante o después de tener relaciones sexuales”, explicó la Dra. Pérez Ochoa.

Cada individuo tiene un sistema inmunológico de autoprotección que se activa, actúa y puede modular los síntomas, por lo que puede pasar inadvertido o ser intermitente, sin embargo, a veces el organismo no es suficiente para eliminarla por completo, los gérmenes siguen actuando, ascienden a más estructuras del tracto genital y llegan a las trompas, estos gérmenes van dañando los tejidos y en este mecanismo de defensa del organismo los procesos que intervienen y que actúan para eliminar la infección también pueden provocar lesiones o cicatrices llamadas fibrosis, que a su vez producen oclusiones en la trompa que tiene un diámetro diminuto dando como resultado la infertilidad.

Además de la edad, en la actualidad se han modificado los patrones de sexualidad, advirtió la especialista, la conducta de tener varias parejas sexuales es un factor de riesgo, por lo que se recomienda una visita anual con el especialista para una revisión general que incluye exploración de los senos, ultrasonido pélvico para observar las características y dimensiones de los ovarios y del útero, la toma de Papanicolaou, el cultivo de secreciones vaginales y algunos estudios específicos si al conformar la historia clínica se detecta esta necesidad. 

* La Dra. Elizabeth Pérez Ochoa es egresada de medicina por la Universidad La Salle

Especialista en gineco-obstetricia  por el Centro Médico La Raza

Ex jefe del servicio del Hospital de Ginecología y obstetricia en el Centro Médico la Raza

Colposcopista

Certificada por el Consejo Mexicano de ginecología y obstetricia

Forma parte de RedCrea, Primera red de Medicina Reproductiva en México www.redcrea.com.mx Tel. 5752 1234 informes@redcrea.com.mx 

 

 

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

América Azucena Orellana Sotelo – Bio. Profesional.

LaSalud.mx.- América Azucena Orellana Sotelo, es Química Farmacobióloga, Maestra en Salud Pública y Doctora en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *