Cáncer de Ovario

 

Por primera vez, el 8 de mayo de 2013 se conmemoró el Día Mundial del Cáncer de Ovario, un tipo de cáncer que si bien es menos frecuente, es mucho más letal que otros. De tal suerte que, debemos a poner atención en esta afección que hasta ahora ha tenido poca difusión, mas no poco impacto en la vida de numerosas mujeres.

Al respecto de esta tumoración maligna, según cifras proporcionadas por el INCAN, en México se diagnostican en promedio 11 casos nuevos de cáncer de ovario cada día, sumando cerca de 4000 casos al año. Vale reconocer que a partir de este año, se incluirá la atención a mujeres con cáncer de ovario germinal en el Seguro Popular.

Sin embargo, de los dos tipos de cáncer de ovario, el germinal representa sólo el 5% de los casos, que afecta adolescentes y mujeres jóvenes; y siendo el de mayor impacto, el cáncer de ovario epitelial, el 95% de los casos, afecta a mujeres en edad madura.

De tal suerte, con la finalidad de crear conciencia tanto en la población civil como en los profesionales de la salud, asociaciones de todo el mundo se unen es este esfuerzo de acción y comunicación; y en México, la Asociación Mexicana de Lucha Contra el Cáncer (AMLCC), el Grupo de Investigación en Cáncer de Ovario y Tumores Ginecológicos de México (GICOM) y los especialistas y dedicados miembros del Instituto Nacional de Cancerología (INCAN), conjuntan sus energías en pos de coadyuvar a la adecuada atención, detección oportuna y tratamiento contra este padecimiento.

“Como en todos los tipos de cáncer, la detección oportuna es clave para que la paciente tenga un mejor pronóstico de tratamiento. El cáncer de ovario suele ser muy silencioso y presentar los primeros síntomas cuando ya está muy avanzado. La causa aún es desconocida pero se sabe que el no haber tenido hijos, mala alimentación, sobrepeso y tabaquismo podrían ser influencia”, nos compartió la Dra. Dolores Gallardo, del Programa de Atención Oportuna a las Mujeres con Cáncer de Ovario, del Instituto Nacional de Cancerología.

A manera de honrar el Día, en conferencia de prensa la Dra. Gallardo nos concientizó sobre el tema, sobre los avances del Programa y las acciones en las que todos debemos participar; quien en cada palabra denotaba su profundo interés y disposición por realizar las acciones necesarias para aminorar la carga con la que viven las mujeres que han sido impactadas por el cáncer de ovario.

Platíquenos un poco sobre el sobre el Programa ALAS

Este programa que tiene el Instituto Nacional de Cancerología, es un esfuerzo combinado de muchas fuerzas. El primero de ellos, la fuerza que marca la diferencia, el mayor ímpetu proviene de nuestros pacientes, sin la fuerza de nuestros pacientes no podríamos hacer nada.

En México a veces nos olvidamos que el cáncer puede dar en los ovarios, muchas incluso lo ignoran, hay una brecha de información. Digamos que el cáncer de ovario es una tarea pendiente, y ese fue el inicio de la historia.

Desde que inició el programa, para el Instituto Nacional de Cancerología la historia de las pacientes de cáncer de ovario ha cambiado, antes perdíamos una de cada tres pacientes, no había adherencia terapéutica, hoy la adherencia terapéutica es del 100%.

¿Qué podemos hacer?

Podemos sumar esfuerzos médicos para hacer posible el milagro, el milagro que es compartir la vida, la curación y el control de la enfermedad, en donde no hay que escatimar.

Se debe dar atención en todos los casos de cáncer de ovario, ahora estamos retomando el tema del cáncer de ovario epitelial, que es el 95% de los casos y afecta a mujeres entre los 45 y 65 años, y a los cuarenta, cincuenta, es justo la edad en donde las mujeres tienen que criar hijos y sacarlos adelante en la vida. Entonces díganme si hay mejor costo en este país que el que las mujeres puedan criar hijos de bien; si no vale la pena invertir en eso, entonces preguntémonos en qué vale la pena.

¿Qué sigue?

Este año lo hemos empleado en hacer más investigación, vamos a construir, porque tenemos ya datos acumulados sabemos cuántos casos, de dónde vienen, en qué etapas; estamos trabajando en el diagnóstico temprano. Concientizar a los médicos familiares, ginecólogos, tenemos un programa académico muy fuerte con el Gobierno del Distrito Federal y vamos a incluir al Estado de México, está maravilloso.

Pero también tenemos que ver cómo mejorar las terapias en nuestros pacientes, y en ese sentido estamos investigando qué pacientes son sensibles y cuáles son sus reacciones a la quimioterapia, estamos estudiando genes, en particular uno que mide la resistencia a fármacos, para conocer mejor qué pacientes responden mejor y por qué.

¿Se trata de privilegiar la investigación?

Naturalmente el oncólogo es un buscador incesante de mejores escenarios para sus pacientes, siempre estamos buscando. Sin embargo, lo que hemos visto por experiencia es que una cosa lleva a la otra; una vez que haya más recursos en todo el país, no perdemos a nuestros pacientes, que eso ya es importante, luego las podemos seguir por más tiempo, porque no las perdemos.

Podemos darles un tratamiento, las podemos estudiar mejor y les podemos dar tratamientos completos que antes no podíamos por razones económicas, entonces medimos mejor los resultados, tenemos mejores abanicos terapéuticos para la investigación, porque la oncología sin investigación no es oncología.

¿Qué nos espera en el futuro, aumentar exponencialmente los casos de cáncer?

Yo creo que no debemos de vivir tan asustados, porque tenemos que estar conscientes de que sí somos un país con mayor longevidad, pero eso tampoco es una mala noticia, qué bueno que vivimos más, pero también hay que vivir mejor.

Hay que quitar factores de riesgo relacionados a cáncer. En cáncer de ovario en particular no la tenemos tan fácil como en otros canceres,  pero en general sí hay factores de riesgo que tú puedes evitar, como el fumar, que ya ese es un beneficio.

El no fumar previene muchos tipos de cáncer que eso es mucho ahorro para el país, luego en el estilo de vida, hacer deporte, comer seis raciones de fruta y verdura, ya con eso hacemos mucho por evitar el cáncer.

El cáncer de ovario en particular ni siquiera es un cáncer tan frecuente pero sí es muy letal, entonces la tarea que tenemos es apurarnos, a qué, a hacer un diagnóstico más oportuno, a hacerle caso. Empezar a hacerle caso a esta enfermedad, que no le hemos hecho caso nunca en México.

¿Cuál sería la recomendación?

Hacerse caso. No nada más realizarse la mastografía y papanicolaou, también un ultrasonido trasvaginal. Responsabilizarse como mujer de su salud ginecológica completa, ovarios, cérvix, endometrio, mama. Capacitando al médico de primer contacto para que esté alerta y mantenga dentro de su radar un posible caso de cáncer de ovario, estableciendo programas robustos de referencia temprana a centros de alta especialidad.

 

Síntomas iniciales:

-Inflamación del abdomen

-Sentirse llena

-Distensión

-Dolor abdominal

-Dolor pélvico

-Dolor de espalda baja

-Estreñimiento

 

www.cancerdeovariomexico.org

 

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Procuración multiorgánica beneficia a más de 200 personas

LaSalud.mx.– Más de 200 personas se vieron beneficiadas con la quinta procuración multiorgánica del año, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *