Aumentan problemas de infertilidad en parejas mexicanas

 

En los últimos 20 años, la tasa de reproducción en las parejas mexicana ha caído un cuatro por ciento, lo cual, si bien no parece ser significativo, debería tomarse en cuenta para pensar en la infertilidad como un problema de salud pública, comentó en conferencia de prensa Abraham Martínez Ruíz, especialista en ginecología y obstetricia.

El integrante del Instituto Especializado en Infertilidad y Medicina Reproductiva (Insemer) explicó que desde la implementación del uso de anticonceptivos, la maternidad se ha  postergado, situación que ha significado que de la década de los 60 a la fecha, el uso de anticonceptivos se haya incrementado en 240 por ciento y la edad promedio límite para una concepción cien por ciento exitosa sea de 26 años.

Por su parte,  Mario Cristo, también integrante del Insemer, señaló que en México se observan más de ciento ochenta mil nuevos casos de infertilidad al año, los cuales en un total histórico suman entre dos y tres millones de parejas con infertilidad.

Destacó  algunos factores  como la edad (a parejas mayores de 35 años se les reduce a 6 meses el plazo porque influye la calidad de los óvulos), enfermedades como la diabetes, tiroides, síndrome de ovario poliquístico, algunos medicamentos, infecciones de transmisión sexual y la autoprescripción de anticonceptivos son algunas de las causales de esta deficiencia.

El también miembro de Consejo Mexicano de Ginecología y Obstetricia, mencionó que actualmente existen cuatro  técnicas de reproducción asistida, las cuales dependerán de las circunstancias y problemas particulares de cada pareja.

Éstas se clasifican en dos tipos: de baja complejidad como el coito programado y mecanismo de estimulación ovárica, y la inseminación artificial y fecundación in vitro/transferencia de embrión.

Agregó que éstas últimas han permitido realizar una selección de los embriones más aptos para la implantación mediante la vitrificación del ovocito, método que permite a través de una biopsia realizar un diagnóstico completo del cariotipo para verificar la calidad genética del posible embrión y con ello, posibilitar la inseminación.

«En ambos tratamientos es necesario realizar una complementación psicológica que  dará al tratamiento un carácter multidisciplinario que facilitará  la posibilidad de la concepción» concluyó.

La psicóloga Claudia Aranda Carrillo del Instituto Mexicano de la Pareja dijo que el estrés es también un factor importante que obstaculiza la reproducción. Al menos veinte por ciento de los casos de infertilidad no involucran deficiencias en la pareja; al recibir un tratamiento psicológico complementario a las técnicas de reproducción asistida la posibilidad de procrear aumenta, indicó.

La infertilidad es cuando no se tiene éxito en la concepción tras 12 meses de intentar de manera constante y sin el uso de algún método anticonceptivo. Los especialistas agregaron que las nuevas realidades sociales también han requerido de este tipo de tratamientos pues  al menos diez por ciento de los casos han estado enfocados a parejas del mismo sexo.

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

En México existe la urgente necesidad de formar a cada vez más y mejores educadores en diabetes

LaSalud.mx.- En México existen 8.6 millones de personas que viven con diabetes y se calcula que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *